En esta tierra gris siempre se acostumbró a agradecer la estadía del alma, tras un largo y duro día de rutina cambiante. Por eso, incluso a los desconocidos sin rostro, es bueno desearles la mejor de las suertes y que los Dioses sepan tenerlos en las palmas de sus manos.

~ El dulce aroma de las violetas. ~

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ~ El dulce aroma de las violetas. ~

Mensaje por kensei shinomori el Sáb Abr 07, 2012 2:34 pm

Que difícil fue para mi mantener la sonrisa sobre mi rostro luego de haberle preguntado si podía cazar en el bosque, Brisa automáticamente desvió su mirada de mi y la dirigió al suelo, su mirada triste deja saber que no esta de acuerdo con ello, por un momento hasta podría llegar a jurar de que la he decepcionado con esa pregunta que le hice, pero no tenia opción, necesito comer para vivir. Pasado unos segundos de profundo silencio Brisa respondió a mi petición, la acepto si pero de mala gana, ni siquiera me miro a la cara al responder mi pregunta, aunque luego de unos momentos de tanto observarla pudo comprender que en verdad es demasiado inocente como para comprender el balance natural de la vida en su totalidad. Le acaricie el rostro sin borrar la sonrisa del mismo esperando a que ella nuevamente vuelva a mirarme a la cara y así lo hizo, levanto su vista y me miro con mas calma, yo la recibí con una sonrisa y así permanecí mientras ella me habla, pidiéndome de que sea yo mismo el que llame a las Alseides, por lo cual no tengo mas opciones que hacerlo yo mismo, la gran pregunta es ¿Como se supone que llamo a las hadas? Las historias cuentan que tan solo se presentan ante las personas de corazón puro, supongo que tendré que hacer algo como para que ellas me vean de esa manera. Mientras pienso en una manera de atraer a las hadas hacia mi ella me sonríe y me explica como debo hacer para llamarla, por lo cual le devuelvo la sonrisa y la sigo mirando a los ojos, una mano sobre su rostro, una palma abierta que acaricia su mejilla y la otra sobre su espalda, abierta también en el centro de la misma. No duro mucho el silencio que nos inundaba en una inmensa paz que se comenzaron a oír pequeñas campanas, o eso parecía, aunque al tener un buen oído pude escuchar algo parecido a risas, por o cual supe que es ese el momento adecuada para llamar a las criaturas del bosque y ser aceptado así como príncipe de las mismas.


-Run holy beloved horse
on this peaceful day...
through these valleys kissed by light
where peace is so rare...

So hardy trees let me hear your words
about those memories
please tell me all about our hold
and epic battles they won...

Beware of unholy fire
my guardian of the trees
their flames can't burn the memory
the wisdom of the kings
The secrets of this forest
the ride of unicorns
are treasures of these valleys
where freedom has its throne
where love must reign eternally
avoiding acts of war...

We must have all their valour
to defend these lands...
or the sun in these valleys
will not shine again...

Beware of unholy fire
my guardian of the trees
their flames can't burn the memory
the wisdom of the kings
The secrets of this forest
the ride of unicorns
are treasures of these valleys
where freedom has its throne
where love must reign eternally
avoiding acts of war

Beware of unholy fire
my guardian of the trees...

The secrets of this forest
the ride of unicorns...-
No se me ocurrió mejor idea que usar una de las formas mas bellas de expresión que tiene una criatura para llamar la atencion de las Alseides. Claro que mi voz no es una simple voz, he practicado durante años el arte del cantar, sin mencionar que herede la voz de mi madre, una voz de oro a la altura de los ángeles sumado a las practicas ninjutus de imitar y modificar voces hacen de mi un maestro en esta cuestión.

_________________


Black is the rose that's now in my hand
black for the blood of the fallen
symbol of death will soon be reborn
into the life of my tears' fall...
reborn and grow!
avatar
kensei shinomori

Mensajes : 20
Piedras : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ El dulce aroma de las violetas. ~

Mensaje por Chari el Miér Abr 11, 2012 10:30 am

No había mejor cosa que develara el estado del alma de un ser, que este se pusiera a cantar. El cantar normalmente descubría los sentimientos de quien entonara la melodía en su boca, quisiera o no. Era así como uno podría estar tranquilamente tarareando una melodía de niños muy feliz, pero se notaria a leguas que por el tono y el ritmo, esa persona podría estar sufriendo, melancólicamente en silencio, respaldándose simplemente por algunas rimas de su pasado. Pero no era necesario reparar en cosas como esas, ya que la melodía que el Príncipe de la Luna cantaba, no era melancólica. Era suave, y hasta en cierto punto, relajante. Brisa sonreía mientras lo escuchaba cantar abrazándolo ya en su despedida. El la acariciaba con ternura, y definitivamente eso algo que le llenaba de satisfacción a la pequeña. Muchísimas veces estaba agradecida de ser como era, ignorando completamente el encanto que producía, atribuyendo a ese “soy así” por el amor que muchos le daban como regalo obligatorio en cada encuentro.

Guardo silencio, escuchando con respeto y atención la melodía, y alargando ese abrazo hasta donde la llegada de las Alseides pudiera. Los segundos pasaron, y se hicieron fugaces cuando finalmente una valiente se atrevió a patear la pierna de Brisa, haciendo que esta chillara como un reclamo. Separándose del Príncipe, se agacho a observar a la pequeña que tuvo el atrevimiento de golpearla. Era una de las Alcides más rudas, pero también de las mas coquetas que había. Pero el mismo hecho de que ella la hubiera tratado así, era casi un chiste, ya que el hada de las flores no media más que 30 centímetros, al igual que el resto de sus compañeras. ¡La centinela de Tasmus había fruncido el ceño de manera muy peligrosa! Rayos surgieron entre ambas aladas hasta que una decidió romper el silencio.

-Te pedimos que vinieras aquí a protegernos, no a hacer sociales.- Reclamo la diminuta, señalándole con su índice de manera desafiante. Brisa ante esta reacción irrespetuosa, solo suspiro, “aplastándola” contra el piso con su mano para evitar que se levantara de nuevo.

-¡Kyaaaa! – Suspiro con pesar, negándose sola.- Amigos es lo que uno se gana al enfrentar los prejuicios, sobre fantasmas albinos…- Menciono, con cierta malicia, haciendo clara referencia a como ellas habían huido del lugar sin siquiera conocer al “peligro”. Luego de esto, solo se limito a levantar su mano, liberándola, pero con una mirada llena de advertencia. Esas miradas que dicen “Atrévete de nuevo y veras…”, pero por suerte, las alseides, y aquella en particular eran suficientemente listas para saber que nunca había que ver el ”veras” de Brisa, no si querían vivir. Poniéndose de pie de nuevo, retomo su discurso.

-Alseides, este es quien han catalogado de “Fantasma Blanco”. Es su nombre en realidad Kensei, y es El Príncipe de la Luna. Piensa quedarse aquí, así que por favor… Sean muy amables con el, y ayúdenlo con sus dudas. No lo dejen solo, bríndenles su amistad. El ya se ha ganado la mía, y seguro lo hará con ustedes.- Dijo, casi en un discurso político para con las suyas. En momentos como ese, debía de sentirse importante, puesto demostraba más que nunca su función como centinela en ese bosque interminable. Pero lo cierto era que jamás se había visto cegada por el poder que su puesto llevaba. Ella siempre se iba a dirigir a los demás en un tono amistoso y conciliador. Se atraían mas moscas con miel que con vinagre, y si uno pedía tan amablemente las cosas, nadie en Tasmus tendría el corazón tan duro para negarlas.

Volvió finalmente hacia Kensei, observándola con esa candida sonrisa color pétalo. Lo observaba de nuevo, no por ultima vez, pero si con detenimiento como para recordar esos detalles que tan curiosos le parecían. Una luna en su frente, esas marcas de garras en sus mejillas. Abrazándolo de nuevo, por el lapso de cinco fugaces segundos.

-Cuídese mucho Príncipe. Prometo visitarlo cada vez que cerca de aquí vuele. – Dijo, para finalmente separarse, no sin antes depositar un suave y tierno beso en una de sus mejillas. Le habría gustado quedarse allí, porque suponía muy en lo cierto, que seguramente las Alseides terminarían haciendo una fiesta o algo así por la excelentísima presencia con que ellas de ahora en más estarían. Pero no podía, tenia obligaciones con las cuales cumplir. Así que, sin más, retrocediendo varios pasos, lo saludo con su mano.

-¡Nos vemos!-
Exclamo en ese tono infantil y vivaracho que la hacían a ella. Mas luego de eso, simplemente se hizo una con el viento, alejándose del lugar con ese sonido de tintineos que hacia al volar. Después de todo, se iba feliz. Tenía un amigo más, y no había mejor hallazgo para ella, en todo el mundo.
avatar
Chari

Mensajes : 98
Piedras : 395
Deidrabba : Hueco.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ El dulce aroma de las violetas. ~

Mensaje por kensei shinomori el Lun Abr 16, 2012 8:37 pm

Ciertamente este lugar es mágico, lo supe desde el primer momento en que mis ojos lo vieron, será tal vez por mi sangre, sangre que nació de los dioses creadores de todo lo que existe, sangre que vio los primeros días de todo, sangre que albergo la esperanza de criaturas fantásticas hace mucho mas de 3000 años. Mi canción fue más bella y mística de lo que podría haber llegado a imaginar, en este bosque mágico de Tansus, por alguna razón mis palabras parecen ser salidas de un bello sueño eterno, aun así sabiendo que algo no era normal no pude detenerme y continúe cantando hasta terminar mi obra, una bella canción. Al terminar de recitar tal historia solo nos quedamos en silencio, dándonos calor, amor y compañía, pero mi mente no permanecía en blanco, tampoco mi corazón galopa de prisa por ella, tan solo un pensamiento surge en mi ahora ¿Cómo ha sido posible? ¿Sera acaso el bello aroma de las violetas lo que ha embellecido mi canción? ¿O acaso es la paz reinante que nos acobija en su serenidad? O tal vez, sea que mi espíritu, mi entera persona allá sido bendecida por el espíritu mágico y benevolente de toda Tansus, por su entera esencia. La magia del momento llego a su fin cuando Brisa chillo por alguna razón de dolor por así decirlo, en ese momento se separo de mi, no tuve tiempo ni siquiera de preguntar que fue lo que le sucedió que al bajar apenas mi mirada vi a otra hada, no la conocía pero ya me hacia una idea de quien seria. Mas como esa pequeña criatura aparecieron, seguro que esas son las Alseides, los bellos espíritus del bosque, aunque en este momento no estoy siendo testigo de la majestuosidad de la madre tierra por así decirlo, solo estoy viendo un riña entre dos niñas, ni mas ni menos, viendo esas miradas parecen simples mujeres como cualquier otra.

Luego de unas miradas cargadas de energías y rivalidad vinieron las palabras y demases, pero al final quedo bien claro quien soy yo y que no soy ningún enemigo de la tierra de Tansus, Brisa explico los detalles por lo cual finalmente se me ha concedido el titulo del príncipe de la luna, príncipe de Tansus ¿Qué diría mi padre si escuchase esto? Probablemente se enfadaría, aunque si viera a las criaturas que protejo probablemente me entendería y tal vez hasta me daría su apoyo.

-Es un honor conocerlas, princesas de Tansus, sonrisas y bellezas del bosque, prometo cuidar de aquello que les pertenece por derecho- Les ofrecí una gran reverencia y luego de ello me volví hacia Brisa, sonreí junto a ella y nos abrazamos nuevamente sabiendo ambos que llego la hora de nuestra separación. Me dio un beso en la mejilla y yo sin quedarme atrás le devolví el favor, por lo que bese sus mejillas antes de decirle unas ultimas palabras.

-De seguro nos volveremos a ver, así que espero tu regreso, mi ángel en forma de hada- Y tras acariciar por última vez sus cabellos Brisa se alejó de mí, saludándome mientras se hace una con el viento, yendo hacia solo ella sabe donde. Yo por mi parte me quede con las Alseides, respondiendo las mil y un preguntas que tenían para hacerme, sacándome las dudas y porque no decirlo, tan bien disfrutando de su compañía.

_________________


Black is the rose that's now in my hand
black for the blood of the fallen
symbol of death will soon be reborn
into the life of my tears' fall...
reborn and grow!
avatar
kensei shinomori

Mensajes : 20
Piedras : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ El dulce aroma de las violetas. ~

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.