En esta tierra gris siempre se acostumbró a agradecer la estadía del alma, tras un largo y duro día de rutina cambiante. Por eso, incluso a los desconocidos sin rostro, es bueno desearles la mejor de las suertes y que los Dioses sepan tenerlos en las palmas de sus manos.

Fecha y hora actual: Miér Nov 22, 2017 1:17 pm

Informaciones

El tema o mensaje buscado no existe